Basil Rathbone, alguien para recordar
 
Sudafricano, miembro de una distinguida familia de Liverpool, estudiante del aristocrático Repton School –donde se filmó parte de Adiós Mr. Chips–, héroe de la Primera Guerra Mundial con destacada actuación en la batalla del Somme, el talentoso actor Basil Rathbone también fue un esgrimista notable.

Hijo del ingeniero en minas Edgar P. Rathbone y de la violinista Anna B. Rathbone, Basil se inmortalizó con su insuperable interpretación del genial detective de la calle Baker, Sherlock Holmes. Protagonizó grandes películas de acción entre 1930 y 1940, interpretando magistralmente el rol de refinado villano, siendo uno de sus papeles más conocidos el de sir Guy de Gisbourne en Las aventuras de Robin Hood.



En el papel de Sherlock Holmes




Con Ida Lupino en Las aventuras de Sherlock Holmes


Actuar en aventuras de capa y espada era la actividad preferida de Rathbone y entrenaba periódicamente para convertirse en un espadachín consumado. Admiraba la belleza de la esgrima, la consideraba como un ejercicio maravilloso, todo un arte más que un deporte. En Las aventuras de Robin Hood, Rathbone luchó realmente en la pantalla con otro gran actor y esgrimista, Errol Flynn. Otro gran amor de Basil fue el teatro y en Broadway se consagró definitivamente.



Con Errol Flynn en la escena del duelo en el castillo (Las aventuras de Robin Hood)


Rathbone tuvo por maestro de esgrima a Fred Cavens, un verdadero as de espadas. Nacido en Bélgica y graduado en el Instituto Militar de Educación Física y Esgrima, Cavens decía que, a diferencia del boxeo, la esgrima no se puede fingir, o el actor pasa semanas aprendiendo a usar el florete, o hay que usar un doble. No se trataba sólo de que el actor aprendiera a tirar. Más que eso, debía interiorizarse en todos los pasos del combate para reproducirlos después con naturalidad ante las cámaras. Eso significaba que, si en una pelea había varios duelos diferentes, el protagonista tenía que memorizar casi dos mil movimientos, con el riesgo añadido de que un error podía suponer un daño físico.



En la foto de Clarence Sinclair Bull vemos al maestro Cavens junto a su discípulo dilecto


Indudablemente, Rathbone ha sido uno de los mejores espadachines de la historia de Hollywood, combatiendo en El capitán Blood, La marca del zorro, La Torre de Londres, El bufón de la corte, por sólo nombrar algunas de sus memorables películas. Resaltamos que este diestro esgrimista, por ser casi siempre el villano, sólo ganó una pelea a espada en el cine, en Romeo y Julieta. Siempre se comportó como un verdadero gentleman y tuvo una vida similar a la de J. R. R. Tolkien, el creador de El Señor de los Anillos.

A continuación, tres imágenes de Romeo y Julieta:



El duelo fatal de Mercutio con Teobaldo (Rathbone)




El duelo de Teobaldo con Romeo




Enfrentándose a John Barrymore


Éste es nuestro sencillo homenaje a un artista completo que merece el aplauso de las nuevas generaciones.

En la primera imagen vemos a Fred Cavens (izq.) entrenando a Basil Rathbone



Con Errol Flynn en la escena del duelo en la playa (El capitán Blood)




En un duelo con Tyrone Power en La marca del zorro




En el mismo duelo con Tyrone Power (apodado, en Buenos Aires, Tirame del Pullover)




Junto a la temible espada de Tyrone Power en el mencionado duelo de La marca del zorro




Afiche de La torre de Londres (1939)




Junto al gran esgrimista Danny Kaye en El bufón de la corte, sátira de Las aventuras de Robin Hood


Véase en nuestra sección "Artículos" (Otros Textos Promocionados) la documentada colaboración del investigador Alberto N. Manfredi (h) titulada "Algo más sobre Basil Rathbone"

Últimas Publicaciones